Nueve meses en Madrid y esto es lo que he vivido (y aprendido) hasta ahora

Tweet

Comencé a escribir este post en una de las aulas del Centro de Emprendedores de la Comunidad de Madrid, ubicado en una zona llamada Getafe (al sur de la capital). Llegar hasta allá toma aproximadamente una hora y media desde mi casa, porque debo tomar tres líneas de metro y una línea de tren, antes de pasar aquí cuatro horas en un curso de “Aprende a negociar con clientes”. La semana pasada el viaje fue similar, pero el curso era: “Técnicas de Venta”.

9-meses-en-madrid (1)

Estos nueve meses que llevo en Madrid los he dedicado, principalmente, a conocer y comprender el entorno. La verdad es que me alegra haber aprovechado las oportunidades de capacitación que existen en esta ciudad. En tres trimestres en la capital española he hecho más cursos que en 40 años en Venezuela. Lo más interesante es que todas han sido completamente gratis, algunas de ellas subvencionadas por instituciones públicas, otras por organizaciones privadas.

Terminar el texto me tomó un par de días. Empecé el viernes 10, justo cuando estaba por finalizar el curso que mencioné al inicio, y ya es lunes 13 a la 1:00 de la tarde. Ahora voy en un bus de Alsa Premium, regresando de Bilbao hacia Madrid. No estuve más de cinco horas en la capital de la provincia de Vizcaya, donde acudí a la cita para la renovación de mi pasaporte venezolano (tema del que les hablaré más ampliamente en otro post).



La semana comenzó de forma muy intensa y continuará de la misma forma, con cursos y capacitaciones (mañana y tarde) en sitios opuestos de la ciudad; buscando aprender y comprender como funciona Madrid en el escenario del emprendimiento. La idea es aprender lo más que se pueda antes de lanzarnos al agua con algunas ideas de negocio que tenemos María José y yo. En paralelo, ella anda exactamente en la misma onda, aprendiendo, y capacitándose.

curso-madrid-ventas

Hacer tantas actividades también nos ha permitido crear una red de contactos personales y/o de negocios, gracias al intercambio de tarjetas de presentación (aquí las llaman tarjetas de visita), grupos de WhatsApp de emprendedores, reuniones informales, etc. En poco tiempo hemos conocido a muchas personas de distintas nacionalidades y nos sentimos orgullosos de haberlo hecho porque son, en su gran mayoría, de gran valía y con grandes talentos.

Madrid es una ciudad impresionante. Recuerdo que en algún momento alguien me dijo: “Madrid, si te descuidas, te traga”. Sinceramente, no lo pongo en duda ni por un momento. Sin embargo, también debo destacar que, si le consigues la vuelta, Madrid es capaz de darte todo lo que le pidas. Desde el punto de vista histórico, Madrid es una villa pero, en el contexto actual, es una de las metrópolis más importantes del mundo, una ciudad que lo tiene todo. Así que, si buscas la complejidad y densidad de una urbe en toda la extensión de la palabra, Madrid es el sitio.

En estos nueve meses he vivido tres estaciones: el verano cuando llegué, luego el otoño y, ahora, estamos a punto de salir del invierno para conocer, por fin, la primavera; la época de los colores, las flores, el retoñar de los árboles, el polen y las alergias. De hecho, el árbol que está justo frente al balcón de mi apartamento ha evidenciado esos tres cambios. Cuando llegué, sus hojas estaban verdes, grandes, robustas. De la nada, en el otoño, pasaron a ser amarillas, secarse y caerse para no dejar nada más que las ramas completamente “peladas”. Ahora, en los últimos cinco días, ha retoñado a una velocidad increíble, casi de la mañana a la tarde aumentan de tamaño visiblemente las hojas incipientes, que ya se dieron cuenta que las temperaturas están subiendo y renacen para dar inicio al ciclo nuevamente.

9-meses-en-madrid (3)

Ya siento que estoy en la etapa final del aprendizaje y del “entendimiento básico” de lo que es Madrid y lo que es la cultura (y leyes) madrileñas. Además, las finanzas ya exigen que haya productividad y estimo que, antes de cumplir mi primer año aquí, estaré arrancando formalmente con alguno de los emprendimientos en los que estoy trabajando.

Mientras tanto, después de nueve meses siendo un inmigrante en Madrid, una vez superado el deslumbramiento inicial y ser crítico de las cosas que (como en cualquier lugar del mundo) no funcionan como deberían; solo puedo decir que, sin lugar a dudas, ¡Madrid mola!

Enrique Vásquez

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

También sígueme en mi Página de Facebook: SinDiferencia

¿Quieres tener un blog y ganar dinero con él? Yo puedo ayudarte, contáctame por este enlace

 

Únete a nuestras comunidades

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez y también en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por aquí

Deja un comentario



Loading...