Qué tan difícil es España cuando emigras sin papeles

Tweet

Mucha gente se molesta conmigo cuando digo que lo ideal es emigrar a un país en el que sea posible estar legal. Me sucede frecuentemente con personas que planean quedarse en situación irregular. O sea, “sin papeles”. Esto es, sin tener permiso de residencia y trabajo.

20180628_140506

Daré mi opinión al respecto y lo haré de la forma más honesta, sincera y hablándoles desde el corazón. Y hago esta acotación porque muchas veces me han llamado de egoísta para abajo, con cosas como que no quiero que más nadie venga, que me creo el dueño de España y que me da envidia que otros también puedan emigrar; entre muchas otras cosas sin sentido.

Primero que nada, estar en España sin papeles no es un delito, pero sí es una falta administrativa. Por lo tanto, obviamente, si la policía te pide documentos y determinan que estás irregular; podrías tener problemas que no necesariamente implican cárcel ni expulsión del país, a menos que hayas cometido un delito. Digamos que ésta es la única “parte buena” de la situación.



La mala es que, al no tener permiso de residencia, no puedes tener acceso a ningún empleo formal. Nadie te hará contrato de trabajo y exigir tus derechos laborales se puede poner muy cuesta arriba; entre otras cosas porque si hay una inspección en una empresa y detectan a empleados “sin papeles”, el empleador se enfrenta a multas que van de 10 mil euros en adelante. De hecho, el nuevo gobierno socialista de España ya prometió que combatirá la contratación de personas en esa situación y aumentará muchísimo las inspecciones, lo que llevará a que ese tipo de empleos sean cada vez menores.

Por lo tanto, la primera gran dificultad a la que se enfrenta un inmigrante sin papeles en España es que no será fácil ni rápido conseguir un empleo. Seguramente los pocos que consiga serán mal pagados y teniendo que trabajar muchas horas y en condiciones precarias.

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

Otro gran problema se presenta a la hora de buscar (y encontrar) vivienda. Conseguir donde vivir sin tener contrato de trabajo es cada vez más complicado y caro. Así que, si por un lado no consigues buen empleo, por el otro te tocará pagar más por la vivienda.

También está el inconveniente del acceso al sistema financiero. Si no abres tu cuenta dentro de los primeros 90 días de estancia (mientras aún estás en tu tiempo de turista), luego no podrás hacerlo. Además, los bancos suelen exigir más requisitos a quienes desean abrir cuentas sin tener permiso de residencia. En el mejor de los casos te obligarán a comprar un seguro de salud (de unos 30€ al mes) y, en el peor, se llevarán una buena parte de tu dinero en comisiones, lo que representa otra fuga constante del poco dinero que puedes ganarte.

De más está decirte que sin permiso de residencia no podrás solicitar permiso de conducir, ni tampoco salir de España; ya que si lo haces luego probablemente no puedas volver a entrar. Tampoco podrás viajar en avión y si la ley que quieren implementar, de pedir identificación a los que viajan en bus o tren llega a buen puerto, pues… ni siquiera podrás ir de una ciudad a otra usando esos medios de transporte.

Por si fuera poco, vivir con el temor constante de que la Policía te pare en la calle y te pida documentos es algo que debe ser horrible. Ese miedo también puede hacer que, si llegas a ser víctima de algún robo, hurto, estafa o cualquier otro hecho irregular; tengas “miedo” de denunciar (para que no te pidan los papeles que no tienes). Entonces, te convertirías en víctima de la situación y sin posibilidades de que se haga justicia (y de que tu victimario pague por lo que hizo).

Estas son, entre muchas otras, las principales razones por las que no aconsejo a nadie que emigre sin papeles. Pero esta es solo mi visión personal, basada en mi experiencia y en los cientos de testimonios que han compartido conmigo todos los inmigrantes venezolanos que diariamente me escriben.

Obviamente, la decisión final es solo tuya y si, al final, decides hacerlo, logras sobrevivir tres años en esa situación y luego consigues una oferta laboral; tendrías la posibilidad de regularizar tu situación migratoria, tener papeles y, al cabo de algunos años, pedir la nacionalidad española. Sólo tú sabes si serás capaz de aguantar todo ese tiempo. Mucha suerte.

Enrique Vásquez

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Loading...
Nota: Este artículo no provee consejo legal y no establece una relación legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdicción.